martes, 1 de enero de 2008

Tráiganme la cabeza del que me orinó y seremos amigos

El concierto del 12 de agosto de 2006 en Washington de The Mars Volta se convertiría en una de las experiencias más desagradables para la banda cuando en medio del show esta recibió el impacto de una botella llena de orina arrojada desde el público, luego de que Cedric hiciera unos comentarios acerca de unos fans que estaban haciendo "slam dancing". La banda interrumpió su show poco después. Mientras se iban, Bixler-Zavala le dijo a la multitud: "Le pagaré de US$100 a US$1.000 a quién me ayude a encontrar a la persona que arrojó orina. Le daré merchandising gratis y pases de por vida para los shows de Mars Volta. Encuentren a esa persona y denle su merecido. Tráiganme su cabeza y seremos amigos."