lunes, 21 de enero de 2008

I´ll see you on the blue side of the moon

Tras la erupción del volcán Galeras, el pasado 17 de enero, la Nasa emitió una alerta en la que les pide no bajar la guardia porque la luna azul podría divisarse en cualquier momento y es necesario tener el registro. Este es un fenómeno que se presenta cuando partículas del tamaño de una micra (en este caso la ceniza expulsada por el volcán) alcanzan las capas superiores de la atmósfera, se convierten en un filtro que hace que, a los ojos del hombre, la luz blanca normal de la luna se torne azul. Los científicos calculan que el efecto causado por las partículas que salieron de Colombia, al dispersarse, solo podría mirarse en Sur y Centroamérica porque la erupción fue 'pequeña'.