jueves, 13 de diciembre de 2007

Feliz Hanuka

Hassan Askari, un estudiante musulmán de contabilidad, ocupa estos días las portadas de la prensa local de Nueva York, convertido en un héroe tras haber defendido a una pareja judía de una agresión antisemita en el metro neoyorquino a manos de un grupo de cristianos. El ataque se produjo el pasado viernes, cuando Walter Adler, de 23 años, subió con su novia y dos amigos a un vagón de la línea Q del metro de Nueva York, que iba de la isla de Manhattan al barrio de Brooklyn. En el vagón se cruzaron con un grupo de ocho hombres y dos mujeres que les dijeron "Feliz Navidad", a lo que Adler y su novia respondieron "Feliz Hanuka", la fiesta de las luces judía, que también se celebra en diciembre. Al escucharles, un joven del otro grupo se remangó la camisa y, mostrándoles un tatuaje de Jesucristo, les espetó: "Feliz Hanuka, fue cuando los judíos mataron a Jesucristo", relata Adler al diario New York Post. Entonces, los jóvenes comenzaron a pegarles hasta que Hassan Askari salió en su defensa, lo que le permitió a Adler accionar el freno de emergencia. "Un joven musulmán que se mete y ayuda a un judío en Hanuka. Esto es un milagro", ha declarado Adler, que considera a Askari "un héroe". Este, sin embargo, se limita a señalar que que hizo "lo que tenía que hacer" e insiste en que sus padres le han educado así.