domingo, 30 de septiembre de 2007

Tradiciones vallecaucanas

Mensualmente "Chupeta" desembolsaba 10 millones de pesos a un ingeniero de una empresa de telefonía celular para que le advirtiera si sus teléfonos estaban siendo intervenidos y para que le ‘chuzara’ y le pasara los datos de números que el capo necesitaba. En su nómina tenía funcionarios del Instituto Geográfico Agustín Codazzi quienes, por ocho millones de pesos mensuales, le avisaban cuándo los policías o fiscales solicitaban a esa entidad información para realizar allanamientos de predios que pertenecieran al capo de alguien de su organización. Ni los periodistas se salvaron. “Parar noticia periódico y recuperar videos”. Por estos dos favores ‘Chupeta’ pagó 7.000 y 10.000 dólares, respectivamente.